La compañía aeronáutica Aciturri ha entrado de lleno en el sector andaluz después de firmar un acuerdo con Aeronáutica del Sur, Aerosur, para la adquisición del 49% del capital social de la empresa sevillana, que tiene previsto ampliarse hasta su totalidad en los próximos años. Aciturri, que facturó casi 100 millones de euros en 2009 y pasará a disponer de ocho plantas y casi 1.000 empleados, se convierte así en uno de los principales proveedores del sector a nivel nacional, y se implanta en Andalucía con el objetivo de crecer y optar a contratos de mayor envergadura de los grandes constructores aeronáuticos

La llegada a Andalucía de Aciturri, una de las compañías más importantes del sector aeronáutico y aeroespacial a nivel nacional, no se ha hecho esperar más. La empresa presidida por Francisco Fernández Sáinz, y la firma andaluza Aeronáutica del Sur, Aerosur, han alcanzado un acuerdo por el que la compañía burgalesa ha adquirido el 49 por ciento del capital social de la aeronáutica sevillana mediante la suscripción de una ampliación de capital. Esta operación supondrá además la compra total y toma de control de la empresa andaluza en un plazo corto-medio de tiempo, ya que Aciturri se ha comprometido a adquirir en los próximos años el resto de participaciones hasta llegar al 100%.

La adquisición de Aerosur se enmarca en la estrategia iniciada por Aciturri en 2008 con el objetivo de “incorporar nuevas tecnologías que permitieran a la compañía crecer, optar a contratos de mayor responsabilidad y alcanzar la capacidad necesaria para entregar paquetes completos a los grandes constructores aeronáuticos”, según ha destacado la empresa. De esta estrategia se desprendieron otros pasos fundamentales ya dados por la compañía anteriormente, como la adquisición del Grupo Aries, compuesto por Aresa, Aries Complex, y ACTA Tecnología Aeroespacial, y la entrada en su capital social de varias entidades como Caja de Burgos, antes de que se iniciarán los procesos de compra de otras empresas, y posteriormente de Caja Duero, Madrigal Participaciones y ADE Parques Tecnológicos de la Junta de Castilla y León.

Con la implantación de Aciturri en Andalucía, sede de la tercera FAL de Airbus en Europa tras Hamburgo y Toulouse, la empresa con base central en Miranda del Ebro quiere consolidar su posición como proveedor aeronáutico de primer nivel (Tier 1) e incorpora una compañía con capacidad, conocimiento y más de 15 años de experiencia en la integración, montaje y equipado de grandes aeroestructuras, como es el caso de Aerosur. La compañía sevillana viene desarrollando su actividad desde 1995 en la comunidad andaluza a través de sus instalaciones en Sevilla, El Puerto de Santa María y Cádiz. Su plantilla está formada por 280 empleados cuya actividad principal es el desarrollo y montaje de estructuras aeronáuticas mediante tecnologías metálicas y en material compuesto.

La firma andaluza trabaja en diferentes programas de referencia del sector para las principales compañías aeronáuticas, como el caso de EADS, Airbus y Boeing. Así para el Cn235, realiza el montaje estructural y equipado de cajón central del ala; en el Cn295, se encarga de la integración de grupo alar, montaje estructural y equipado de cajón central del ala; para los programas A318, A319, A320 y A321 trabaja en el montaje estructural de la Sección 18; para el A330 y A340, ejecuta el montaje estructural de puerta de pasajeros; y para el Boeing B737, el timón de dirección.

Nueva dimensión

Mediante la suscripción del capital de Aerosur, Aciturri Aeronáutica amplía de manera importante su dimensión en el sector aeronáutico en España y su proyección a nivel internacional, y con ello, también, su volumen de negocio y de personal.

El grupo, que facturó en torno a los 100 millones de euros en 2009, pasará a tener casi 1.000 trabajadores a su cargo, ya que a los casi 300 empleados de Aerosur hay que sumar los 700 empleos directos con los que cuenta la firma mirandesa. Asimismo, pasará a gestionar un total de ocho centros de producción en todo el territorio nacional, como son los dos ubicados en Miranda de Ebro (Burgos), Berantevilla (Álava), el Parque Tecnológico de Boecillo (Valladolid), Tres Cantos (Madrid), más los tres incorporados de Aerosur en Sevilla y Cádiz.

Actualmente, Aciturri dispone de unos 50.000 metros cuadrados de instalaciones -sin contar las plantas de Aerosur-, y entre sus equipos destacan ocho autoclaves, unos 5.000 metros cuadrados de sala limpia (donde se realizan la aplicación de los materiales compuestos), salas de moldeado de cinta automatizado (donde se aplica la fibra de carbono), instalación automatizada de tratamientos superficiales, líneas automatizadas de pintura, equipos de sondeo, de medición tridimensional, y de revisión de ultrasonido y rayos x.

La instalación de Aciturri en Andalucía, donde el sector aeronáutico ha experimentado un gran crecimiento en facturación, empleo y carga de trabajo y ha demostrado su capacidad y competitividad en la aeronáutica internacional, servirá para que la compañía española pueda, sobre todo, ampliar su cartera de pedidos, pero también estrechar relaciones con otras empresas andaluzas que contribuyan a la captación de nuevos contratos en el futuro.

El trabajo a partir de ahora se centrará en la integración de Aerosur con el resto de centros de producción “para que cada vez seamos capaces de dar al cliente un servicio cada vez más completo”, asegura la empresa. Aciturri es proveedor de los grandes constructores aeronáuticos y participa como socio a riesgo en programas como el A350, con la fabricación de las partes internas de la Sección 19 y del diseño y fabricación del estabilizador vertical de cola (VTP); el A400M, con el diseño del elevador, la fabricación de larguero del timón de dirección, y el montaje de sponsors; o el A380, con trabajos en el elevador y timón de dirección, y la zona 2 de la belly fairing. Asimismo, la compañía también se encarga de la fabricación de los paquetes de piezas para los actuadores “Hoist” y “Era” del A330 MRTT, así como de otros dos paquetes referentes a las alas y al dispositivo de combustible.

Además de EADS, Airbus y Boeing, la compañía también trabaja para otros importantes clientes y empresas del sector como Embraer, Bombardier, Astrium, CESA, Aernnova, ITP, Sener, Dassault Aviation o Alestis Aerospace, que precisamente se convierte en una de sus principales competidoras en Andalucía. En apartado de motores, también trabaja con casi toda la familia Trent de Rolls-Royce, incluido los motores que equiparán al A380 y el A350, en el TP 400DSI del A400M, y en el V3500 para Chevrolet.

Un crecimiento continuo desde hace casi 25 años

Orientada hacia los sectores aeronáutico, electrónico, automoción y de bienes de equipo, Aciturri surgió de de la integración en 2009 de las empresas Mecanizados Ginés, SPASA, CASTLE AERO e Index, y del Grupo Aries, que engloba a Aries Complex, Aresa y ACTA Tecnología Aeroespacial. La actividad de la firma incluye ingeniería, diseño, fabricación y montaje de estructuras aeronáuticas y diferentes mecanismos y elementos de motor, ofreciendo un servicio integral de calidad a sus clientes. Los orígenes de Aciturri se remontan a 1977, con la creación de Talleres Ginés de la mano de Ginés Clemente, su actual consejero delegado, que pasaría posteriormente a llamarse Mecanizados Ginés cinco años después.

Como consecuencia del boom del sector aeronáutico en Castilla y León y en España en general, en 1995 se constituyó la segunda empresa del grupo, Subcontratación de Productos Aeronáuticos (SPASA). Ya en el nuevo siglo XXI, en 2001 se lanzó CASTLE AERO como nueva empresa del grupo destinada a ser un proveedor integral de diseño, producción y ensamblaje de estructuras y sistemas aeronáuticos. Un año después, nacería Index, Servicios de Ingeniería. El penúltimo crecimiento empresarial de Aciturri tuvo lugar a finales de 2008, con la compra del Grupo Aries, también dedicado al sector aeronáutico. La estructura accionarial de Aciturri está integrada actualmente por Aciturri SL (51,24%), Madrigal Participaciones (17,88%), Caja Duero (15,85%), Caja de Burgos (12,81%), y ADE Parques Tecnológicos de la Junta de Castilla y León (2,23%).

En su afán por la búsqueda de la mejora continua, todas las empresas de Aciturri están certificadas bajo la norma ISO 9001 así como bajo las normas más exigentes de sus sectores de actividad. Aciturri también concede una importancia primordial y estratégica al desarrollo de actividades de I+D+i, a través de las cuales persigue la innovación de sus procesos actuales y el desarrollo de nuevas líneas de negocio. Entre sus principales vías de investigación destacan las referentes a las nuevas tecnologías de fabricación, estructuras aeronáuticas, aplicaciones de nuevos materiales, procesos de automatización y robotización y energías renovables.

Empresas Patrocinadoras: 
Date: 
Jueves, Abril 1, 2010 (Todo el día)