Desde el presidente de Airbus Military, Domingo Ureña, hasta el Rey Don Juan Carlos declararon sentirse muy satisfechos y orgullosos con el equipo de pilotos y la tripulación que ha hecho posible el éxito del primer vuelo del A400M, el avión de transporte militar más moderno y avanzado tecnológicamente del mundo.

“Quiero felicitar a Ed Strongman, Nacho Lombo y a todo el equipo de ensayos en vuelo por haber completado el vuelo inaugural del A400M con gran éxito”, señaló Ureña, quien también hizo extensivo su agradecimiento al esfuerzo realizado por todos los trabajadores de Airbus Military, así como a sus familias. El presidente EADS, Louis Gallois también quiso agradecer “a todo el mundo que ha participado en el vuelo del A400M”, en especial a los trabajadores y la tripulación de vuelo, mientras que Tom Enders, CEO de Airbus, señaló que “tenemos un fantástico equipo, el mejor equipo de ensayos de vuelo en el desarrollo de este tipo de pruebas en la industria aeronáutica”.

Don Juan Carlos se sumó con la felicitación “más calurosa a todos por el magnífico resultado conseguido, en especial a los pilotos y a la tripulación que han realizado el primer vuelo de este avión”. El primer vuelo del avión A400M fue comandado por una tripulación compuesta por seis personas, dos pilotos y seis ingenieros de ensayos de vuelo. El piloto inglés Edward “Ed” Strongman, jefe de pilotos de pruebas de Airbus Military, fue el comandante de vuelo, que contó con la ayuda del español Ignacio “Nacho” Lombo, piloto de pruebas experimentales y recientemente nombrado director de la Unidad de Vuelo de Airbus Military. Otros cuatro ingenieros de nacionalidad francesa completaron la tripulación del avión: Jean-Philippe Cottet, ingeniero senior de ensayos en vuelo responsable de todo lo relacionado con los motores; Eric Isorce, ingeniero senior de ensayos en vuelo responsable de los sistemas y del rendimiento del avión; Didier Ronceray, ingeniero senior de ensayos en vuelo responsable de cualidades de manejo del avión; y Gérard Leskerpit, ingeniero de ensayos en vuelo. Entre todo el equipo, sumaban más de 31.000 horas de vuelo. A este equipo habría que sumarle todo el grupo de mecánicos y técnicos de pista, y el cuadro de control y seguimiento del vuelo del A400M bajo la supervisión del ingeniero jefe de pruebas de Airbus, el español Fernando Alonso.