Un centenar de directivos y responsables de áreas de negocio vinculados al sector aeroespacial se reunieron ayer en Sevilla  en el marco del II Seminario de Negocios Aeronáutico, organizado por el Cluster Aeroespacial Andaluz Hélice y el Instituto Internacional San Telmo dentro del marco de trabajo conjunto y colaboración que ambas mantienen desde 2008. Con el apoyo y participación de la tractora Airbus Military y dos de las tres Tier One españolas, Alestis y Aciturri, el encuentro ha servido para tomar el pulso a la situación del sector a nivel internacional y para vislumbrar las oportunidades y retos a los que se enfrenta la industria aeronáutica auxiliar en Andalucía, cuya contribución al PIB industrial de la región fue ya  en 2010 del 17% y cuya facturación ha continuado creciendo en 2011 pese a la complicada situación económica internacional.

Entre estos retos, los participantes de la mesa señalaron como algunos de los más urgentes la necesidad de impulsar una estrategia coordinada a nivel nacional que integre a todos los agentes del sector aeroespacial español, esto es, empresas –tractoras, Tier One e industria auxiliar–, centros tecnológicos, organizaciones empresariales, Universidades y OPIs,  sindicatos y Administración. Un modelo que permita que las relaciones con esta última estén marcadas por un compromiso continuado de apoyo institucional al sector y respuesta coordinada desde un único ente u organismo al que se le dote de tales competencias, con independencia de las legislaturas y tiempos políticos, “porque los tiempos y las estrategias en este sector global abarcan un espacio temporal mucho más amplio y los proyectos se gestan en el largo y medio plazo”, señalaron los participantes en el encuentro.

En este sentido, empresarios y directivos también coincidieron en pedir al nuevo Gobierno una mayor “sensibilidad” y que el sector aeroespacial sea considerado “sector estratégico”, no sólo por la extraordinaria repercusión que tiene en términos de desarrollo tecnológico, fijación de empleo y generación de riqueza, sino por ser uno de los pocos sectores que ha continuado creciendo pese a la crisis. Así, los expertos han estimado que, derivado de las cargas de trabajo y entregas durante los próximos años, la facturación del sector crecerá entre un 60 y un 70% de aquí a 2015 y el empleo lo hará un 50%.

En el transcurso de la Mesa Redonda celebrada, Alberto Gutiérrez, director general de Operaciones de Airbus Military, se ha referido al impacto de la globalización en el mercado aeronáutico. Gutiérrez ha destacado que más que como una amenaza, puede ser vista como una oportunidad para la mayoría de los suministradores, empezando por los Tier-1, porque la aparición de nuevos integradores en los países emergentes, como China o India, les permite diversificar su negocio y ampliar su ámbito de actuación. Además, ha señalado que este proceso de globalización, que incrementa la movilidad geográfica de los profesionales del sector, no ha entenderse como una “fuga de cerebros”, sino que supone una gran oportunidad para fomentar el networking a nivel internacional y para que los trabajadores conozcan metodologías de trabajo y particularidades del sistema productivo del país receptor, que, más tarde, podrán aplicar en España y Andalucía tras su retorno.

Sobre la creciente competitividad en el sector ha hablado Diego García, Chief Operating Officer de Alestis Aerospace al señalar que el panorama actual así lo demanda a las empresas tractoras de la industria aeronáutica. Y es que, entre los principales retos de las empresas del sector a nivel mundial se encontrará el de mantener su nivel de negocio en un escenario de mayor competencia, en el que cada vez adquieren mayor protagonismo los países emergentes del sudeste asiático. Frente a ello ha planteado como una premisa fundamental la inversión en I+D y el conocimiento de las áreas de mayor valor añadido, con objeto de poner por delante a las empresas europeas en un mercado donde, sobre todo China e India, entrarán a competir ofreciendo un producto similar a menor coste.

Francisco Fernández, presidente de Aciturri, ha hecho referencia también a que el nuevo escenario de la industria auxiliar vendrá marcado por la entrada de nuevos competidores, pero también se abrirán nuevas oportunidades porque habrá más integradores. Asimismo, ha destacado que los tres Tier 1 españoles cuentan con importantes capacidades en diseño, cálculo, ensayo, fabricación, montaje y post-venta, “lo que nos da capacidad para aportar valor añadido y generar nuevo conocimiento en un mercado en el que ya no basta con mantenerse, sino que hay que crecer continuamente”.

Para potenciar ese crecimiento, otro aspecto fundamental que se ha “puesto sobre la mesa” es la importancia de conseguir la excelencia en la gestión de una cadena de suministro integrada. En este sentido otro de los grandes retos del sector pasa por que la cadena de suministro se convierta en una “máquina engrasada” y coordinada entre sus integrantes, para que fluya la comunicación entre todos los eslabones y se asegure el control sobre el know how y las actividades de mayor valor añadido.

Precisamente, para profundizar en este aspecto, el seminario incluyó una segunda parte en la que los participantes han analizado un caso concreto de éxito –el de la firma textil Zara- que ha revolucionado la forma de entender la cadena de suministro y que puede ser un buen ejemplo para ayudar a enfocar la gestión con las empresas proveedoras dentro del sector aeronáutico.