La industria aeroespacial en
Andalucía  facturó en 2012 un total de
1.858 millones de euros y creó casi 500 nuevos empleos, según recoge el
‘Informe Estadístico del Sector Aeroespacial en Andalucía 2012’, elaborado por el
Cluster Hélice, y que ha sido presentado hoy en Sevilla. El consejero de
Economía,  Innovación, Ciencia y Empleo,
Antonio Ávila, ha presidido hoy el acto de presentación de los resultados de
este informe, que consolidan a la aeronáutica como una industria fuerte y
consolidada y una actividad estratégica que crea riqueza y empleo y fortalece
el tejido productivo en la comunidad.

Un sector que mantiene cifras de
crecimiento a pesar de la coyuntura de crisis económica mundial,  y cuyos datos que refuerzan a Andalucía como
segunda región en este sector a nivel nacional y como uno de los tres polos
aeronáuticos más importantes de Europa, junto a Toulouse y Hamburgo. Según los
datos, el sector aeronáutico andaluz representa ya el 1,28% del PIB global andaluz
y el 17% del PIB industrial manufacturero de la comunidad.

En
concreto, el cluster aeroespacial andaluz aumentó un 6% las ventas y un 4,5%
los puestos de trabajo, superando el millar de nuevos empleos en los dos
últimos ejercicios. El estudio recoge la sólida trayectoria del sector
aeronáutico andaluz en la última década, un periodo en el que se han
multiplicado por tres el volumen de ventas (de casi 600 millones en 2003 a más de 1.800 en 2012)
y los puestos de trabajo (4.100 en 2003 a unos casi 11.300 en 2012) y por seis las
ventas en el exterior, además de registrar un aumento de la productividad del
3% anual.

El sector
prevé que esta evolución positiva se intensifique a corto plazo conforme
aumente la cadencia de producción de los diferentes modelos comerciales de
Airbus, fundamentalmente la fabricación en serie del A380 y el A400M y la
entrada en producción el A350, programas en los que tienen una importante
participación las empresas andaluzas.

El informe señala que el polo aeronáutico andaluz ha logrado destacar por los niveles de calidad y
de capacidad productiva de sus empresas, que mantienen una masa crítica
formada por más de 100 firmas, y que afrontan nuevos procesos de concentración
que posibilitan más solvencia y capacidad para participar en programas internacionales.
Destaca el papel de la industria auxiliar andaluza, que en 2012 incrementó un
14% las ventas, con 736,8 millones de euros facturados, y un 3,8% los puestos
de trabajo, hasta alcanzar los 8.396 empleos.

El
estudio recoge que Andalucía mantiene una masa crítica empresarial formada por
120 empresas (igual que en 2011), el 89% situadas en el eje Sevilla-Cádiz, pero
que refleja una actividad dinámica y continúa con la tendencia iniciada en los
últimos años de desarrollar concentraciones y alianzas empresariales que
refuerzan la capacidad del sector para abarcar nuevos paquetes de trabajo.

Un sector en crecimiento

El ‘Informe Estadístico del Sector Aeroespacial de Andalucía
2012’
recoge que el sector aeroespacial andaluz facturó 1.858,5 millones de euros y
empleó a 11.290 personas en 2012. Esta industria experimentó el pasado
ejercicio un crecimiento del 6% de las ventas (104,5 millones de euros) y del
4,5% del empleo (488 puestos de trabajo). En la última década (2003/12) la
facturación creció en más de 1.263 millones y se crearon 7.111 puestos de
trabajo (media anual de +11,7%).

Respecto a las ventas del sector, el
59% de este negocio corresponde a programas militares, y el resto a programas
civiles. Por actividad, la mayor parte de las empresas se dedican a actividades
mecánicas y montaje, que suponen el 41% de las empresas y el 66% de la
facturación global del sector, seguidas de las de ingeniería y consultoría y
servicios. Destaca el papel creciente del área de ingeniería, que en 2012
aumentó en el número de firmas así como sus ventas (un 39,5% más facturado que
en 2011).

Durante el pasado año continuaron
creciendo además los empleos de alta cualificación (directivos, ingenieros y
licenciados), con un incremento del 4% respecto a 2011. Esta área representa
junto al perfil de operarios cualificados el 88% del global del sector en
Andalucía. Asimismo, el cluster andaluz creció casi un 2% en productividad
(entendida como facturación por empleado), una tendencia ascendente que se ha
mantenido en la última década a una media de 5.000 euros por empleado al año.

La industria en Andalucía continuó igualmente
su apuesta por diversificar la cartera de clientes y productos, un factor que
permite reducir riesgos y dar estabilidad, representando las ventas de
productos que no provienen de Airbus el 28% del total (525 millones de euros).
En este apartado hay que mencionar el crecimiento de los productos Airbus
España durante 2012, con un incremento del 16,8%  respecto al año anterior, mientras que la
facturación de otros productos y servicios prácticamente se mantuvieron al
mismo nivel. Este dato viene motivado por la cada vez mayor carga de trabajo e
intensidad en la cadena de producción de los programas civiles de Airbus, como
el A350, con previsión de nuevos crecimientos para los próximos años.

Las exportaciones del clúster aeroespacial andaluz
ascendieron en 2012 a
más de 1.150 millones de euros, superando por primera vez la barrera de los
1.000 millones, lo que supone el 62% de la facturación total y el 8,1% del
total de exportaciones de la región, según los datos de la Agencia Andaluza de
Promoción Exterior Extenda, con la que el Cluster Hélice colabora en la internacionalización
del sector a través de misiones comerciales y la organización de encuentros de
negocio como ADM 2012 o el Encuentro Mundial de Proveedores del A400M.

Tractoras y auxiliares

Al igual que viene sucediendo en los últimos años, los datos
de la industria auxiliar vuelven a ser muy favorables en 2012, consolidando su
fortaleza a pesar de la coyuntura económica. El aumento de la facturación fue
mayor en el tejido auxiliar, con un crecimiento del 14%, hasta los 736,8
millones de euros, frente al 1,3% de incremento de las firmas tractoras, que
facturaron 1.121,7 millones de euros. El crecimiento del empleo fue más
homogéneo entre ambas, con un 3,8% entre las auxiliares, hasta alcanzar los 8.396
empleos, mientras que las tractoras crecieron un 6,7% y emplean a 2.894
personas.

Esto supone que la industria auxiliar ha contribuido al 90%
del aumento de la facturación y al 63% del empleo en este sector andaluz el
pasado ejercicio, con una media anual del 15% de aumento de las ventas en los
últimos tres años. En la última década, la facturación en la industria auxiliar
ha crecido más de un 850% (de 85 millones en 2003 a 737 en 2012) y el
empleo en un 500% (de 1.663 en 2003
a 8.396 en 2012).

En cuanto a los datos del último año, el informe recoge el
crecimiento del número de empleados en las áreas de calidad y de I+D en 2012,
con incrementos del 47% y 33% respectivamente. Estas dos áreas junto con la de
ingeniería han pasado de representar el 29%
del global en la industria auxiliar en el año 2011 al 31% en 2012. Por su parte, el personal de producción, con un peso
del 46% respecto al total, sigue con un crecimiento sostenido del 8,7%.

La productividad también ha crecido en las empresas auxiliares
del cluster andaluz, con un aumento del 10%, si bien las firmas de ingeniería y
consultoría fueron las que mayor aumento experimentaron con un 24,6% respecto
al año 2011.

Además, destaca el esfuerzo de las firmas auxiliares en
inversión en I+D, que casi se ha duplicado en el último ejercicio (con un
global de 56,9 millones de euros) y que ha alcanzado el 7,7% de las ventas. En
esta evolución ha tenido un papel importante la actividad del Centro Avanzado
de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC) -que fomenta la I+D en el tejido auxiliar-,
las convocatorias del programa Innterconecta, impulsadas por la Junta de
Andalucía, y los desarrollos asociados al nuevo programa A350 de Airbus.