La
aeronáutica andaluza ha experimentado en los últimos años un significativo
incremento en el número de empresas dedicadas a la prestación de servicios de
calidad para las grandes compañías del sector, como consecuencia de la apuesta
por la diversificación hacia áreas menos desarrolladas o poco presentes en
Andalucía. Un área que presenta un amplio abanico de actividades, desde
procesos de auditoría y consultoría, hasta calibración, verificación y ensayos
técnicos y de sistemas, que han creado interesantes expectativas de negocio
para diferentes firmas andaluzas pero que podría sufrir un cambio radical ante
la política de reducción de proveedores de los contratistas internacionales.

 

La
apuesta por la diversificación de productos y servicios que el cluster
aeroespacial andaluz está potenciando como uno de los retos para lograr una
mayor competitividad del sector y optar a contratos y proyectos de envergadura
a nivel internacional no sólo ha comenzado reflejarse en la creciente
participación en los grandes programas aeronáuticos o en una mayor
internacionalización de las empresas andaluzas, sino también en otras
cuestiones como la especialización en áreas tradicionalmente menos desarrolladas
o poco presentes en Andalucía. Es el caso de subsectores como la ingeniería, la
electrónica, los sistemas no tripulados o los servicios relacionados con el
ámbito de la calidad, aspectos en los que el sector aeronáutico ha ido
creciendo en los últimos años y en los que ha visto posibilidades de aportar
mayor valor añadido a sus trabajos y productos.

Dentro
de estas áreas destaca el incremento de actividad que se viene produciendo en
está última, la de la calidad, en la que la aeronáutica andaluza ha experimentado
un significativo crecimiento también en cuanto al número de empresas dedicadas
a la prestación de este tipo de servicios para las grandes compañías del
sector. Un área que cuenta con un amplio abanico de actividades específicas –desde
procesos de auditoría y consultoría de calidad, hasta calibración, verificación
y ensayos técnicos y de sistemas-, y que ha creado interesantes expectativas de
negocio para diferentes firmas andaluzas, dado el potencial que presenta. No
obstante, esta situación podría sufrir un cambio radical ante la política de
reducción de proveedores que vienen implantando los contratistas
internacionales, como ya vie ne sucediendo, por ejemplo, en áreas como la
ingeniería, y con la que las tractoras pretenden buscar socios de mayor
dimensión industrial y financiera que puedan afrontar grandes cargas de trabajo
y compartir los riesgos del proyecto.

En
este campo pueden incluirse empresas como Grupo Prescal, Mave Aeronáutica o
Global Quality, especializadas en ingeniería de calidad, consultoría, auditoría
inspección y control de procesos; y otras como TEAMS, Canagrosa, Simetrycal o
Titania, más centradas en la verificación de piezas y componentes, calibración,
metrología y ensayos de sistemas y equipos, un subsector en el que los grandes constructores
de aviones están apostando por un mayor nivel de subcontratación.

Dentro
del campo de los servicios de calidad en Andalucía destacan empresas como
Prescal, Mave, Global Quality, TEAMS, Canagrosa, Simetrycal, MCI o Titania"

Gestión de la calidad

Una
de las firmas destacadas en el ámbito de la calidad aeronáutica em Andalucía es
la gaditana Mave Aeronáutica, empresa con más de 10 años de experiencia en la
industria aeronáutica, y que desarrolla servicios directos para clientes como
Airbus Military, Airbus y Alestis. Con más de 150 profesionales especializados,
las actividades de Mave se centran en la calidad de utillaje y medios de
producción (mantenimiento), ingeniería de calidad e inspección. Consciente de
la importancia que está tomando la estrategia de reducción de proveedores de
EADS, la empresa dio a finales de 2011 un paso adelante para afianzar su
posicionamiento tras alcanzar un acuerdo de colaboración con el Grupo CT
Ingenieros, especializado en servicios de ingeniería de diseño y fabricación, y
con el que pretende aunar fuerzas para ofertar conjuntamente proyectos al fabricante
europeo.

Grupo
Prescal es otra de las empresas andaluzas de este sector. La firma ha
consolidado su crecimiento hasta alcanzar los 4 millones de euros y una
plantilla de 42 empleados en su división aeronáutica a cierre de 2011, y ha
emprendido con éxito su proceso de expansión internacional, abriendo
delegaciones en Chile, Brasil, Polonia, Reino Unido
y Emiratos Árabes Unidos. Para lograr este objetivo, la compañía ha centrado su
actividad en la consolidación y ampliación de su cartera de servicios, en la
que se incluye la gestión o ingeniería de calidad (procesos), control
(productos), ensayos no destructivos, planificaciones y control de configuración,
montajes, mecánicos, estructurales y eléctricos; soporte comercial, técnico y
logístico, así como formación, consultoría y prevención de riesgos laborales.

Dentro
de este segmento también ha irrumpido la firma Global Q (Global Quality
Engineering Services), surgida de la fusión entre Quality Engineering Services
e Ingeniería de Calidad General, dos empresas con amplia experiencia en el
sector y cuyo fin es ofrecer un servicio técnico especializado en seguimiento
de productos y proveedores, gestión de medios productivos, preparación y
actualización de documentación técnica, y consultoría de gestión de cambios y
configuración de producto. La empresa cuenta con oficinas en Sevilla, Getafe
(Madrid) y Vitoria, los tres principales focos aeronáuticos a nivel nacional, y
busca ir ampliando su mercado a través
de las grandes compañías y Tier One en España, para los que ya trabaja.

 

Calibración y ensayos: un área en auge

A
esta actividad en servicios de calidad aeronáutica hay que sumar la referente a
calibración y metrología, verificación de piezas, ensayos de materiales y
sistemas (presión, fatiga, etc.) e incluso pruebas en vuelo, un área que se
encuentra en pleno auge a tenor de las nuevas empresas que han surgido en los
últimos años en Andalucía. Dentro del apartado de calibración y metrología
destacan firmas como Canagrosa, con una destacada experiencia en el sector, y
cuyos servicios contemplan desde controles de mecanizados, tratamientos
superficiales, soporte para montaje de aeroestructuras, FAL y línea en vuelo,
hasta logística y postventa aeronáutica, consultoría de procesos, sistemas de
calidad y montaje de líneas de producción y proyectos de investigación. O
jóvenes empresas como Simetrycal (Servicos Integrales de Metrología y
Calibración), firma de de base tecnológica surgida como spin off de la
Universidad de Sevilla en 2010 como complemento y extensión de las actividades
del Centro Andaluz de Metrología (CAM), con una dilatada experiencia en
proyectos con Airbus Military desde hace más de una década.

También
se enmarcan aquí otras entidades como Veiasa (Verificaciones Industriales de
Andalucía), empresa pública de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y
Empleo que desarrolla trabajos de inspección y control metrológico para las
distintas reglamentaciones industriales, entre ellas la aeronáutica; o MCI
(Laboratorio de Metrología y Calibración Industrial), compañía que cuenta con
una delegación en Andalucía desde 2006 y que opera desde 2010 en Aerópolis para
los subcontratistas más destacadas del sector internacional (Airbus, Airbus
Military, Boeing, Embraer, etc.)

Asimismo,
es especialmente relevante el papel que están jugando otras empresas dedicadas
de manera más íntegra a la caracterización de materiales, realización de
ensayos mecánicos y estructurales e inspecciones no destructivas, como es el
caso de la empresa TEAMS (Testing and Engineering of Aeronautical Materials and
Structures), también spin-off de la Universidad de Sevilla y que en apenas seis
años se ha convertido en todo un referente en este campo, gracias a su
designación como primer laboratorio español y cuarto a nivel europeo que cuenta
con la distinción de Tier One en Materiales y Procesos por Airbus, y a la
adjudicación del programa de ensayos sobre materiales, componentes y sistemas
de la belly fairing y del cono de cola del avión A350.

Igualmente hay que destacar a la firma Titania, Ensayos y Proyectos Industriales,
surgida a partir de las actividades del Laboratorio de Ensayos, Corrosión y Protección
de la Universidad de Cádiz, que también ha comenzado a desarrollar actuaciones
para empresas del sector aeronáutico y que centra su línea de negocio en el
control de calidad de materiales, asistencias técnicas y desarrollo de
proyectos de I+D de aplicación industrial. A todas ellas hay que sumar a la
compañía Applus, multinacional líder en las áreas de ensayo, consultoría, inspección
y certificación tecnológica que acaba de aterrizar en Andalucía tras abrir
nuevas oficinas en Aerópolis. Una incorporación que refleja las oportunidades
de negocio que cada vez más están generando los servicios de calidad y la
posición estratégica que ya ocupa el sector andaluz en general en el panorama
europeo e internacional.